Donald Trump escenificó el pasado sábado 29 de junio que las compañías norteamericanas podrán volver a suministrar material tecnológico a Huawei. Sin embargo, EEUU no había detallado hasta dónde abre la mano al gigante chino. El día 2 de julio, la Casa Blanca ha afirmado que esta apertura no implica que la tecnológica pueda comercializar su tecnología 5G en el país.

En concreto, el principal asesor comercial de la Casa Blanca, Peter Navarro, ha anunciado que el Gobierno de Trump mantendrá la prohibición de la comercialización de las redes y tecnología de Huawei en el país, pues aún teme que conexión china pueda ser usada como elemento de espionaje al servicio de Pekín.

Fuente: elEconomisma.es